Reflexión 23
Sobre YO SOY... ¿Quién soy YO?
Introducción

Pensaba finalizar el mes con una recapitulación de las 12 Reflexiones dejadas en septiembre 2005, sin embargo el tema se pospuso hasta el 1 de octubre en que, mientras meditaba al parecer me quedé dormido y tengo la impresión de tres sueños o un sueño en tres etapas: Primero me vi en un futuro y llegaba con sabiduría a este mi actual presente, luego, desde este presente retornaba a mi juvenil época de los 16 años de edad, lo hacía desde un crepúsculo que avizora un mejor amanecer, hacia el viaje para explicar (le-me) la inquietud trascendente que ya bullía esa mi juvenil mente, menos sabia en cuanto conocimiento pero más sabia en cuanto tranquilidad... Surgí como "su-mi" maestro y en sus sueños le hablé de la temática dejada en Mundo Mejor, en especial del  ¿Quién soy Yo? Por último hubo un cambio de escena y tuve ante mí una serie de gráficos que me permitirían entender ahora lo abstracto de la multidimensional relación alma-mente-cerebro al unir superponiendo los gráficos que, según recuerdo, daban una sensación tridimensional de una esfera de tres planos con varias líneas de fluído de energía-fuerza-información en ambos sentidos entre los tres niveles y entre los planos de cada nivel. Supe que en esos años juveniles era más sabio pues de manera despreocupada vivía el presente, cosa que con el paso de los años olvidé... Supe que en un futuro seré más sabio al vivir la realidad  interior como una realidad del presente. En el sueño meditativo quedó claro que ese saber se iría manifestando a su debido tiempo por una serie de causalidades fríamente calculadas por mi alma antes yo encarnar para que así sucedieran... Y quedó claro que me debería repetir, en escritos, una y otra vez estos conceptos hasta lograr externalizarlos desde el subconsciente al plano mental consciente.

Pienso que cada vida viene así, fríamente calculada por el alma que inserta un núcleo programático en el subconsciente mental para que se active cuando las causalidades se vayan presentando y uno sea como es, se encuentre donde se está y se viva como se vive, por una razón evolutiva superior a la del intelecto humano. Es más, pude apreciar que en el plano cósmico de las almas, para cada alma se tenía diagramado el cronograma de la Humanidad desde antes iniciar nuestro curso humano de evolución con las experiencias en la materia, y es ello lo que, entre tantas cosas, ha dado lugar a que determinadas almas encarnaran en "oleadas de conjunto" orientadas en una misma época a ser músicos de determinada tendencia, o literatos, filósofos, pensadores, científicos, religiosos afines... que, de manera grupal marcaron pautas para Paradigmas de conducta en la Humana evolución. Y no fue por casualidad que en los años 60 surgió la música densa destinada a alterar las ondas cerebrales y después fuera reforzado su efecto negativo por el complemento visual de un conjunto audiovisual masivo que da lugar al caos cerebral con bloqueo mental y abre la puerta a la droga, el estigma de estos tiempos. Es como decir la causalidadsegún el grado evolutivo alcanzado era para que:

Quien no debiera ver no verá, quien debiera seguir dormido no despertará...

Ahora, despierto en esta mi realidad presente, necesito dejar esos gráficos explicados para así entender mejor que soy más, mucho más que lo que los materialistas suponen. Primero veamos algo de la ciencia del cerebro previo dar paso a lo que está más allá de lo cerebral.

Un boceto cerebral

Los órganos de los sentidos son las prolongaciones cerebrales que nos conectan al mundo exterior, reciben constante información que, por la vía nerviosa, llega al cerebro, alguna es desechada otra es conservada. Se "aprende lo que interesa", eso es conservado en los almacenes de memoria rápida de:

LA CORTEZA CEREBRAL
Consta el cerebro de dos grandes hemisferios el derecho y el izquierdo (HCD - HCI), ambos unidos por una zona intermedia que es el cuerpo calloso, siendo el Dr. Roger V. Sperry galardonado con el Premio Nobel de Medicina 1981 por demostrar en 1962 que cada hemisferio cerebral corresponde a un cerebro diferente, es decir, tenemos a lo menos, dos cerebros interactuando en uno. La capa externa cerebral o corteza tiene la sustancia gris formada por la agrupación de los cuerpos de las neuronas o células altamente diferenciadas y especializadas y por ello es de suma importancia. El tejido profundo o sustancia blanca está formado por los axones o fibras de las neuronas. La corteza cerebral posee una superficie total de 2.400 cm2 con 3 mm de espesor y está compuesta por unos 20.000 millones de las más de 100.000 millones de neuronas cerebrales, cada una de las cuales tiene dendritas que forman una estructura de filamentos muy fina que les permite  se interconecten entre sí por medio de las sinapsis, en una red de miles de miles de millones de circuitos por donde viajan los impulsos eléctricos a través de los axones y hacen contacto químico con las dendritas de la neurona vecina mediante las sinapsis. La señal que se transmite a la neurona podrá ser inhibitoria o excitadora. La neurona gatilla el impulso por su axón, si la excitación excede su valor crítico, el umbral de la neurona entra en inhibición, es decir, se auto regula. La corteza cerebral constituye el 85% del peso total del cerebro que es de unos 1.200 a 1.300 gramos, presenta la corteza abundantes pliegues llamados circunvoluciones cerebrales de variable profundidad, lo que permite que su superficie sea 30 veces mayor que la del cráneo. Esta es la parte pensante del cerebro, es decir la parte regida por la mente consciente, fuente de los pensamientos. Todo impulso que llega a la corteza es consciente, la parte sensitiva está formada por una corteza visual, una zona auditiva, una zona olfativa, una zona sensitiva y el área del habla; la parte motora se encarga de las respuestas que llegan a los órganos efectores. Esta superficial capa superficial del cerebro es la que nos permite tener conciencia del organismo y actuar mediante la voluntad sobre el mismo, siendo las capas superficiales las que reciben la información y las más profundas las que hacen llegar esta información a las regiones subcorticales del centro del cerebro regidas por el subconsciente mental.

La vía nerviosa es el conjunto de neuronas unidas como una cadena que va desde el cerebro a la médula espinal y los nervios, uniendo la corteza cerebral con los diferentes órganos y la zona periférica del cuerpo. La vía motora posee como base dos neuronas, una central que se inicia en la corteza cerebral y llega a la médula, otra periférica que se inicia en la médula y termina en los músculos. La vía sensitiva la forman neuronas periféricas y otras que pasando por la médula llegan al encéfalo.

SISTEMA ACTIVADOR RETICULAR
SAR o SARA si es su parte Anterior
El descubrimiento por Moruzzi y Magoun, en 1949, del sistema activador reticular, fue decisivo para dar una base fisiológica tangible a las teorías de la motivación que parece relacionarse con la saturación de la capacidad de recuperación del organismo, mediada por el sistema activador reticular (vía neuronal implicada en el control de vigilia, atención y motivación). La formación reticular se extiende desde la médula espinal a través de todo el tronco cerebral como una disposición difusa de neuronas entremezcladas con tractos de fibras cual red neuronal que conecta el tronco cerebral hasta la corteza hasta la médula y el mesoencéfalo, filtrando los estímulos sensoriales entrantes.

El sistema de despertar tiene dos componentes: el sistema activador reticular ascendente (SARA) y la corteza cerebral. Esta red de neuronas forma una columna central situada en el tronco cerebral y dos columnas laterales en el diencéfalo. El SARA recibe información de múltiples áreas de la médula espinal, tronco cerebral, y cerebro. El SARA proyecta a la corteza cerebral.

El Estado de Alerta es el resultado de la acción del SARA sobre la corteza cerebral. El SARA a su vez, es activado por estímulos sensitivos que provienen del exterior y por fibras de la corteza cerebral. El Sistema Reticular Activador Ascendente, alimentado por colaterales de todas las vías sensitivas, ejerce un control dinámico de la corteza para mantener el nivel de alerta. Este sistema ejerce además, un control de retroalimentación sobre la entrada de impulsos sensoriales, contribuyendo así al enfoque de la atención, ya que no permite la intromisión en la conciencia de aquellas referencias sin importancia.

Vigilia: Es un estado de activación generalizada de todo el cerebro que incluye a la médula espinal, provocado por la estimulación del
sistema activador reticular del tallo encefálico. 

Sueño: Es el proceso que resulta cuando el sistema activador de la formación reticular del tallo encefálico disminuye casi totalmente su actividad y desaparece el estado de vigilia, lo cual se traduce en una pérdida de la conciencia, de la que puede despertarse con estímulos sensoriales u otros. Durante el sueño se recupera el organismo y particularmente la función del SNC.

Los fisiólogos afirman que el control general de la atención, depende de los mismos mecanismos que controlan la vigilia y el sueño, cuyo centro se halla ubicado en la parte baja del Sistema Activador Reticular y en los núcleos intralaminares talámicos.  Por sus interconexiones la formación reticular cumple una función importante en la modulación de las actividades de los centros cerebrales integradores y en el control motor.

SISTEMA LÍMBICO
Con sus componentes en diferentes niveles subcorticales encefálicos localizados en lo profundo cerebral (mesencéfalo, diencéfalo y telencéfalo). Es el territorio intermedio o fronterizo entre el cerebro medio instintivo y el cerebro superior o intelectual. Influye en las emociones y la memoria, tiene que ver con las reacciones viscerales, como el miedo ante el peligro o la alegría ante el éxito. Tiene forma de anillo y lo componen el hipocampo, la amígdala cerebelosa, el hipotálamo, el tálamo y la hipófisis.

El hipocampo, centro de la memoria, es la zona cerebral que procesa la mayor parte del aprendizaje por la lectura, tiene que ver con la memoria inmediata.

La amígdala, o principal zona procesadora de los recuerdos e información emocional. Ayuda al hipocampo a clasificar y almacenar los recuerdos.

El hipotálamo, informa al cuerpo de la forma que ha de reaccionar ante las diversas situaciones, sólo lo hace después que el hipocampo, la amígdala y el neocórtex o corteza cerebral hayan decidido la importancia que la situación tiene. A su vez entrega sus "mensajes" a la hipófisis. Ante una agresión es el hipotálamo el primero en dar la orden de alerta que produce más adrenalina, lo que en detalle se verá al conversar sobre el estrés. Posee núcleos de células nerviosas que reciben la información interna del organismo, uno de ellos el infundibular actúa en el control de la adenohipófisis, el medial se relaciona con la transmisión de la dopamina y noradrenalina, el supraóptico hace llegar sus fibras a la neurohipófisis, transportando entre otras a la hormona vasopresina.

El tálamo, interpreta la información recibida. Cada día la vorágine de la vida nos satura de más y más información y es el tálamo el encargado de procesarla y evaluarla. Él la hace llegar a los diferentes centros cerebrales al actuar como una estación receptora, procesadora y transmisora.

La hipófisis o glándula pituitaria, glándula endocrina  del tamaño de un poroto que recibe los mensajes del hipotálamo, elabora las hormonas adecuadas y se encarga de hacerlas llegar al organismo. Es la rectora del sistema endocrino que le dice a las otras glándulas qué hacer. El sistema endocrino es un conjunto de glándulas que elaboran las hormonas que influyen en el organismo y el cerebro, siendo por ejemplo la dihidroepiandrosterona la que contribuye al funcionamiento de las neuronas. La glándula pineal secreta la melatonina que regula el sueño y tiene que ver con el sistema inmunitario. Se señala que la serotonina cerebral ayuda al bienestar del día y la melatonina pineal colabora con el bienestar de la noche. La hipófisis recibe los mensajes desde el hipotálamo y, con sus hormonas pone en acción a las otras glándulas para que a su vez secreten sus específicas hormonas.

Se considera al sistema límbico el principal nexo entre la mente y el cerebro, el que nos permite o permitirá tomar conciencia entre la forma en la que la mente influye sobre el cerebro y este sobre la mente. Y así llegamos hasta el cerebro propiamente tal.

CEREBRO CUÁNTICO
La moderna física nos permite hoy entender el paso de los pensamientos al cerebro y la elaborada respuesta cerebral con la percepción de los sentidos, que el cerebro hace llegar a la mente. La ciencia informática nos permite entender a la mente como el programador cerebral, es decir al cerebro cual un computador al servicio de la mente, mente que sin el cerebro no se puede manifestar acá en la Tierra. Todo ello sucede por saltos cuánticos en un constante diálogo mente-cerebro y cerebro-mente. Siendo el cerebro el órgano dotado para el salto cuántico al tener las neuronas y sus especiales microtúbulos, los que se extienden a lo largo de los axones y dendritas de cada neurona.

Gracias a los microtúbulos el cerebro es cual un computador cuántico que trabaja con qbits y puede estar en actividad on y en off de manera simultánea, es decir en 1, 0 del lenguaje binario que permite a los computadores trabajar al funcionar con dos códigos: 1 y 0, que en términos electrónicos es de: línea abierta y línea cerrada. El conjunto de microtúbulos sería, para lograr de alguna manera entender algo abstracto que escapa al racional entendimiento humano, un sistema computacional cuántico dentro del cerebro. A los microtúbulos tan sólo se los puede apreciar con la microscopía electrónica, están formados por dos proteínas: la a-tubulina y la b-tubulina, teniendo cada molécula de tubulina forma de maní con un hueco central ocupado por un especial electrón que es el que participa en los saltos cuánticos entre la dimensión mental y la dimensión física cerebral. Esos electrones, uno dentro del espacio de cada microtúbulo neuronal, son electrones que pueden estar en dos lugares a la vez, en lenguaje electrónico equivale a un qbits que puede estar en el estado de encendido o apagado de manera simultánea, EN EL MUNDO INTERIOR Y EN EL MUNDO EXTERIOR A LA VEZ.

Los microtúbulos son tubos cilíndricos de 20-25 nm en diámetro.  En los microtúbulos de las neuronas sucede la maravilla del salto cuanto-interdimensional, salto de fuerza, energía e información entre la tercera dimensión del plano de la materia y la cuarta dimensión del plano de la mente. Allí, en esa estructura cerebral, hay un punto en el que ambas dimensiones se conectan cuánticamente de manera continua. El subconsciente mental no descansa y a cada instante hace llegar la fuerza, energía e información que recibe desde el alma, conjunto energético que le permite a cada célula funcionar, manifestar la armonía y actuar según su código genético, en un constante flujo de salto de los pensamientos hacia el cerebro y las impresiones cerebrales hacia la mente, flujo regido desde la mente por el subconsciente mental, flujo que sin la especial estructura y complejidad cerebral no podría ser. El cerebro humano es la única estructura biológica apta para ser puente de unión con la dimensión mental, siendo los microtúbulos esos portales dimensionales.

NEUROFISIOLOGÍA CEREBRAL
En lo anatómico funcional el estado natural de sentirse bien, sentirse feliz, se estructura cerebralmente primero con la percepción externa sensorial, visual o acústica de una rosa roja, el trinar de un ave o el vuelo de una mariposa que por la vía nerviosa llega a la corteza cerebral derecha, sigue al tálamo, al hipocampo, a la amígdala del sistema límbico, pasa el impulso perceptivo por el cuerpo calloso llegando a la corteza cerebral prefrontal izquierda y desde allí toca fin en un núcleo cerebral llamado accumbens. Desde esta zona cerebral salta cuánticamente la información a la mente, que la procesa, evalúa, codifica, distribuye, almacena por afinidades y, como sentimiento la retorna al accumbens, el núcleo básico en la formación de las emociones. Todo ello en fracciones de segundo, como lo es la de la velocidad del pensamiento.

Un grupo de científicos del Salk Institute, de California, y de la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, han desarrollado un nuevo paradigma sobre cómo funciona el cerebro. Sostienen que el cerebro humano no es una red fija de conexiones, como se cree ahora, sino un sistema dinámico y cambiante que se adapta continuamente para ajustarse a las demandas de la comunicación y cálculo que va necesitando. En su evolución, el cerebro humano se ha vuelto tremendamente eficaz y poderoso. La naturaleza ha optimizado la estructura y funcionamiento de las redes corticales con principios de diseño parecidos a los de los circuitos electrónicos. Así, afirman que todas las neuronas de la corteza cerebral humana reúnen un potencial de almacenamiento y ordenación de la información comparable a toda la capacidad mundial de la red de InterNet en el año 2002 (para un solo cerebro humano).  Desde el punto de vista biológico, en el cerebro humano existen más de cien mil millones de neuronas (10 a 15 mil millones en la corteza cerebral), las cuales a través de las conexiones existentes entre las dendritas tienen la capacidad de tocar a 10.000 neuronas y a su vez ser tocadas  por  otras 10.000, sin contar los 1.000 billones de conexiones existentes conocidas como sinapsis. Donde se aprecia esta neurofisiología cerebral es en el mal de moda que se descubrió en el siglo XX, el estrés, que se lo puede resumir así:

La primera fase de la reacción de estrés se inicia con el estímulo de los sentidos, cuya información la hacen llegar por la vía nerviosa sensitiva al tálamo, donde los datos sensoriales son organizados. Llega la información a la corteza cerebral en cuanto su aspecto pensante y al sistema límbico en lo relacionado con lo sensible. Se produce el diálogo corteza cerebral sistema límbico en base a la información recibida. Si esta indica peligro la corteza activa en el sistema límbico el miedo. Registrado el miedo, es transmitido como alarma al hipotálamo que secreta el factor liberador de córticotropina que lo hace llegar a la hipófisis estimulándola a secretar el ACTH o córticotropina, que actúa sobre las glándulas suprarrenales que secretan el cortisol, llegado el cortisol a cierto nivel de concentración, áreas cerebrales dan la orden al hipotálamo con el fin que cese la producción de cortisol. Es el hipocampo el principal responsable de dar la orden al hipotálamo en cuanto inhibir la secreción de cortisol, pero el hipocampo es sensible al cortisol y una de las zonas más afectadas por este dañino elemento si sobrepasa su inicial nivel de acción, como sucede con el estrés prolongado.

En el sueño meditativo en que desde un futuro venía a verme en este presente, allí entendí que la milenaria Sagrada Enseñanza dejada mediante Revelación en Oriente, lo fue en dos vertientes, una para Oriente y ser explicada por medio de la manifestación mental en un pasivo hemisferio cerebral derecho (HCD) y la otra para Occidente y ser desarrollada en la época evolutiva del dinámico hemisferio cerebral izquierdo (HCI) que ya se vive activado por una mente consciente que por sí misma busca la realidad interior. La sutilización del HCI da lugar a la Reprogramación Mental con una serie de beneficios latamente dejados en Mundo Mejor. Lo Oriental puro es para una mente y cerebro orientalizados, lo Occidental puro es para una mente y cerebro occidentalizados. Eso no quita que con nuestra dinámica mentalidad ligada al mundo exterior podamos ahora entender y asimilar lo que esa milenaria Enseñanza tenía reservado para este racional período, cosa que ahora comprendemos, no de manera pasiva, sino que, con fundamento, comprendiendo lo ilusorio de la vida; que el morir es un despertar más del alma para un futuro nuevo nacer más evolucionado; que el cerebro es cual maravilloso computador biológico para la mente que lo rige y le permite ser; que la mente es un computador del alma que a la mente le permite ser; que la Verdad no está en otro u otros ni afuera, sino que adentro en lo interno individual. Entender que la clave genética personal fue programada por uno mismo como alma y que el fundamental subconsciente mental lo recibimos en el estado fetal con un caudal base de información para que, cuando las causalidades se manifestaran, nuestra vida se orientara hacia donde debía serlo y llegar a ser lo que cada uno es: No por premio, castigo o azar sino que por una justa y natural razón evolutiva que permite al alma manifestar en lo denso de la materia atributos que requiere desarrollar en varias vidas para así valorar su LUZ por haber realizado actos luminosos en el mundo de las tinieblas. Dado que nada denso nuestro afecta al alma ha sido necesario un ciclo de vidas que permite sutilizar la mente mediante el Mejor Pensar y así sutilizar al cerebro para permitirle expresar mayor potencial mental y que ese potencial llegue a cada célula y lograr en ellas una positiva mutación del genoma primitivo humano a uno suprahumano que es el estado de evolución que nos corresponderá realizar. Como Occidentales con nuestro HCI más desarrollado permitimos a la mente consciente dar lugar a la aventura de buscar la realidad del Mundo Interior, porque así nace hacerlo, lo que a su vez conlleva un mayor desarrollo del HCD que facilita con su ritmo alfa cerebral el encuentro del Mundo Interior. Es interesante apreciar cómo en Oriente, aún en la cerrada China, se va perdiendo la pasividad del HCD y se "occidentalizan" al ser desarrollado su HCI...

Somos más, mucho más que un maravilloso cerebro

El alma humana interviene en la formación de la consciencia  porque es en este estado cuando se manifiesta el “yo” pensante y cognoscente así como las facultades del alma como el entendimiento y la voluntad, la cual debe tener una acción concreta en la activación de los centros nerviosos correspondientes. Sabemos que en el sueño se produce una pérdida de la consciencia que el sujeto puede recuperar por si solo, mediante la voluntad, o con estímulos externos o internos, por ejemplo cuando una persona siente un dolor importante puede despertar y lo mismo puede ocurrir en un ruido considerable. Pero en cualquier caso, y siempre hablando en condiciones normales, el que se despierta es la propia persona el “yo”, por lo tanto no es inverosímil pensar que el alma tiene un papel imprescindible en la formación de la consciencia, es una capacidad más del espíritu humano. Cabe decir que básicamente el mecanismo de producción del sueño resulta de una disminución en la excitabilidad del sistema reticular por centros hipnógenos que se localizan en el hipotálamo, tronco del encéfalo y cerebelo así como a cambios en el estado bioquímico de las neuronas de este sistema, ya que existen moléculas que tienen relación con el sueño como la serotonina y la noradrenalina. En esta situación la  influencia del espíritu disminuiría la capacidad de activar la formación reticular adecuadamente, por los cambios bioquímicos, no generándose los impulsos nerviosos óptimos que llegarían a la corteza cerebral para que se produjera la consciencia. Evidentemente después del sueño existen modificaciones en este sustrato neural de manera que el sujeto vuelve al estado de vigilia. Este ciclo sueño-vigilia es un fenómeno que ocurre fisiológicamente y es necesario para el funcionamiento normal del sistema nervioso. Si alguien se propone no dormir, evidentemente su voluntad actuará en mayor o menor grado sobre la sustancia reticular activándola y generando los impulsos nerviosos que llegarán a la corteza cerebral, sin embargo cuando los cambios neuronales sean lo suficientes para impedir la activación vencerá el sueño. Se han estudiado las consecuencias que conllevan  el no dormir durante un tiempo largo y realmente la persona puede llegar a un estado de alteración psíquica importante por afectación neural. Los fármacos que inducen el sueño actúan químicamente en el sistema nervioso y por lo tanto cambian la situación biológica neuronal que impedirá su activación para que se produzca la consciencia. Surge la natural pregunta:

YO SOY ¿QUIÉN SOY YO?

Cada Pensamiento positivo emitido actúa en la "materia" mental estimulando la acción de sus partículas sutiles que inducen una resonancia que hace vibrar a las partículas densas llevándolas, por coherencia mental hacia el polo positivo sutil. Es una transmutación mental autoinducida. La Fuerza del pensamiento positivo potenciado desde 100um a 1.000um, salta cuánticamente al cerebro y actúa en los microtúbulos receptores sutilizándoles para favorecer la recepción espontánea del mejor pensar. La recibe la neurona que la hace llegar a específicas áreas cerebrales reticulares. Desde allí esa potencia mental actuando en el cerebro desencadena la más maravillosa alquimia cerebral imaginada: De la aparente nada surgen nuevos neurotransmisores al servicio del mejor pensamiento; surgen nuevos microtúbulos altamente especializados al servicio del mejor pensamiento; surgen células neuroglia; surgen miles de nuevas dendritas para las neuronas que entran en actividad al servicio del mejor pensamiento; el cerebro responde creando nuevos surcos en su corteza, cual módulos de archivo al servicio del mejor pensamiento; el cerebro se desarrolla y sutiliza incrementando su capacidad... La fuerza mental continúa su misión y por medio del Sistema Nervioso llega a cada célula del organismo llevándole energía vital de armonía para su trabajo. A su vez cada célula recibe una fuerza transmutativa de cambio en la que, el genoma celular transmuta genes primitivos hacia genes "divinos", dado que nuestro genoma primario tuvo el aporte del ser homínido primitivo y del ser estelar llegado a la Tierra para lograr que el Génesis fuera realidad. La transmutación mental desde sus partículas densas hacia sutiles libera una gran energía mental residual negativa que nos afecta y dificulta el mejor pensar. La transformación celular por transmutación en el genoma de genes primitivos en genes divinos, libera una gran energía física residual que nos afecta y dificulta el mejor pensar. Esta es la razón, en parte, de la gran negatividad reinante: Está en uno mismo.

Sin probetas, sin secretos manuales del pasado, sin algún texto extraterrestre... puedo decir que hay microtúbulos de intercambio cuántico para lo sutil y otros de intercambio cuántico para lo denso. Predominan en nosotros los densos, digno soporte de un promedio diario de 70% de pensamientos basura. Esto a su vez se refleja en personas muy inteligentes, destacadas, laureadas por su inteligencia racional enmarcada en el uso de sus microtúbulos de intercambio denso que los lleva a afirmar, muy convencidos de ello, que todo es el cerebro y fruto del azar con una especial área reticular creadora de la mente y otra creadora del alma, dos subproductos cerebrales que no podrá la ciencia informática imitar. Sus sesudas investigaciones los entrampan y surgen entonces algunos de criterio intermedio como Penrose que comprenden que la mente está más allá del plano cerebral escrutable a la ciencia. Al respecto de la posición de los materialistas cerebrales, el famoso astrónomo Sir Frederick Hoyle les demostró como el hecho de los aminoácidos juntándose aleatoriamente en una célula humana es matemáticamente absurdo. Con relación a nuestras vidas, Sir Frederick Hoyle ilustró la debilidad del "azar" con la siguiente analogía:

¿Cuáles son las probabilidades de que un tornado pueda atravesar un depósito de chatarra que contenga todas las partes de un 747 y los ensamblara accidentalmente formando un avión y dejándolo listo para despegar? Las posibilidades son tan pequeñas como para ser despreciables ¡aun si el tornado atravesara una cantidad de depósitos de chatarra suficiente como para llenar el universo!


Lo que la materialista neurociencia cerebral ha encontrado en un prodigioso avance, nos faculta para entender mejor la acción de la mente y del alma sitos más allá de la física dimensión humana, alma que da forma a la mente para utilizar y expresarse en el sustrato físico llamado cuerpo. Según sea el cerebro será la expresión mental y allí reside uno de los peligros de los bloqueantes mentales que dañan la función de los microtúbulos, de los neurotransmisores, de las conexiones entre dendritas, de las neuronas y limitan el intercambio mente-cerebro.

La mente está formada por un grado variable de partículas densas y otras sutiles, según el grado evolutivo de cada cual. La evolución ha permitido la disminución de lo denso mental y el incremento de lo sutil. Lo importante es saber que el subconsciente mental responde a los pensamientos del consciente mental, Por ser el pensar un acto voluntario nada nos puede impedir pensar mejor, lo que conduce al concepto reprogramación mental que, ahora, justo ahora, se ve incrementado por las energías del cambio en el fin de tiempo que nos corresponde vivir. Lo que era, en un buen pensamiento, una potencia mental de 100um (unidad mental), ahora es de 1.000um y ello se ve reflejado en los positivos efectos de la personal Reprogramación mental.

Estamos en depuración que conlleva a una gran liberación de energía residual negativa mental y física que significa se nos haga difícil, extremadamente difícil mejorar la diaria calidad de los pensamientos en un proceso que, de entre las cenizas de lo denso que se consume, nos hará emerger liberados cual Ave Fénix mental, desplegando las alas más allá de la dimensión física actual. Igual podemos darnos cuenta cuando pensamos mal y, entonces, anteponer un pensamiento positivo de 1.000um que neutraliza y anula lo negativo que se mantiene en su primitiva potencia de 100um. De este proceso liberador participa el cerebro que se desarrolla y los frutos serán impensados al tener una mayor capacidad de expresión mental en una mente en renovación por predominio de sus componentes sutiles que se verán reflejados por un cerebro desarrollado en un Mundo Mejor.

Para responderme ¿Quién soy Yo? Surge la natural respuesta:

Somos en espíritu Hijos de Dios actuando como almas en nuestro cerebro y organismo por intermedio de la mente para cumplir un pre definido propósito que cada uno en estado de alma se programó para la presente vida, vida en donde cada hecho que nos haga vibrar en positivo es un avance para el alma que está por sobre lo denso y negativo.

Reflexión
El esquema cósmico humano

Es necesario entender para lograr que lo abstracto en nosotros inicie el proceso de concretización mental consciente que el alma nos programó en el núcleo básico mental subconsciente, una base de datos que contiene codificadas todas nuestras vivencias pasadas que nos han permitido crecer y desarrollarnos como almas y se encuentra abierta a recepcionar toda nueva experiencia de vida. Estamos en una etapa evolutiva en la que cual Recuerdos del pasado se comienzan a hacer realidad Presente en quienes no han bloqueado su mente por caos cerebral.

Lo racional consciente recibe las abstractas ideas en un lenguaje simbólico que podemos ya hacerlo concreto. Esto desarrolla  la mente consciente cuyo voluntario acto de Pensar Mejor da lugar al proceso que he llamado de Reprogramación mental proceso que pude ver de manera gráfica en el sueño meditativo:

Más allá del alma está el espíritu que le permite al alma ser, más allá del espíritu está Dios de donde emergimos como espíritu y hacia donde regresamos vivenciando las experiencias de vida que cada uno debe tener. Nuestra TRIADA DE VIDA está formada por el alma, la mente y el cerebro.

Desde el alma fluye hacia la mente el Flujo Vital de manera ininterrumpida dotado de Fuerza, Energía e Información. Flujo que le permite a la mente ser y por medio de ella al cerebro ser y por medio de él a cada célula del organismo ser. Los gráficos mentales requieren del uso de la personal imaginación para entenderlos.

GRÁFICO 1
El Flujo Vital del alma llega cual rayo de energía a la mente subconsciente y de allí y a la mente consciente, desde el consciente pasa al HCI (cerebro izquierdo) y desde el subconsciente pasa al HCD (cerebro derecho). Al vibrar el cerebro izquierdo podemos pensar, ese pensamiento actúa sobre el subconsciente y sobre el HCI. La respuesta del subconsciente actúa sobre el consciente y sobre el HCD. Si el pensamiento es positivo lo es porque por uso de la voluntad entran en vibración partículas mentales sutiles del consciente, esa vibración magnetiza en sincronía a partículas sutiles del subconsciente que mejora su calidad de filtro y permite una recepción más adecuada y vigorosa del Flujo Vital del alma. El pensar Mejor estimula el cerebro izquierdo en su ritmo ideal beta de 15 ciclos por segundo. La acción subconsciente más sutil estimula el cerebro derecho en su ritmo alfa ideal de 10 ciclos por segundo. Esta estimulación cerebral integra ambos cerebros en un trabajo armónico y ambas mentes en un trabajo armónico lo cual favorece lo positivo en nosotros. Eso positivo pasa en la vía de retorno hacia el alma lo que la ayuda a crecer y en la vía de descenso pasa a cada célula lo que las ayuda a trabajar en armonía.

GRÁFICO 2
Toda sensación exterior que haga vibrar las sutiles partículas de la mente llega al alma y además estimula el desarrollo cerebral y la sutilización mental. Tenemos por ejemplo la vía auditiva con la especial música barroca para cuerdas. En especial me detengo sobre la melodía AIR o Aire para la cuerda en sol de J. S. Bach, melodía de 5 a 6 minutos de duración que se la puede dejar, gracias al computador en un CD de una hora en un continuum en que no se note cuando termina la melodía y se inicia su repetición. La melodía estimula el órgano de Corti en el oído interno y allí, de las 35.000 teclas nerviosas hace entrar en acción a las 5.000 cuerdas o filetes nerviosos que tenemos para diferentes variaciones de la cuerda en sol. Llega el estímulo al cerebro en el SAR, el Sistema Límbico y la Corteza Cerebral.
Pasa esta vibración auditiva a la mente subconsciente donde vibran partículas sutiles que hacen llegar el estímulo hacia el alma. A su vez, de inmediato y a la velocidad del pensamiento, el subconsciente estimula lo sutil consciente y, de manera cuántica pasa el estímulo al cerebro que responde mejorando de manera alquímica su materia cerebral y debilitando la materia cerebral destinada a los estímulos del pensar basura.

GRÁFICO 3
Representa los beneficios del consciente acto de irse a lo interno en meditación y cómo estos beneficios los podemos complementar si meditamos con el Continuum de la melodía de J. S. Bach Air para la cuerda en sol. La unión mental de estos tres gráficos nos da el conjunto de interacción constante durante la vida entre el alma, la mente y el cerebro con su cuerpo físico. Interacción con una línea de Fluido Vital descendente desde el alma, que la mente gradúa para que pueda vibrar acorde con la energía cerebral y una línea ascendente de energía que llega al cerebro por los órganos de los sentidos y pasa a la mente donde toda sensación queda archivada. Si una sensación o pensamiento es positivo entonces pasa hasta el alma cerrando el ciclo de interacción que es constante mientras uno vive.

Resumiendo, el pensar es un acto consciente y al pensar mejor se favorece al alma, a la propia mente, al cerebro y al organismo. Insisto, esto solo por el hecho de ejercer el voluntario don de Pensar Mejor. Meditar es otro acto consciente voluntario que nos lleva a la realidad interior lo que favorece al alma, a la propia mente, al cerebro y al organismo. Escuchar música inspirada, en especial para reforzar la meditación como lo es la melodía AIR de la Suite para orquesta de cuerdas N° 3 BWV 1068, compuesta por J. S. Bach para la cuerda en sol, llega al alma, favorece a la mente, al cerebro y al organismo... Entrar en el meditativo estado interior facilita activar la intuición que nos hace ver que lo que para el hombre masa guiado por ajenos pensares interesados, es normal, no lo es y representa activación de señales, no de un Apocalipsis sino que de una Transformación desde el nivel evolutivo humano al suprahumano, cuyo paso lo dará el Enviado en su, al parecer, pronto retorno o llegada...

Dr. Iván Seperiza Pasquali
Quilpué, Chile
Octubre 
de 2005

Direcciones de acceso al Portal MUNDO MEJOR
http://mm2002.vtrbandaancha.net/
http://www.isp2002.co.cl/
isp2002@vtr.net